martes, 4 de marzo de 2008

Simon Bolivar como militar

En Enero de 1.797, casi a los 14 años, Simón comienza la carrera militar. Año y medio más tarde, Bolívar asciende a Subteniente de las tropas del Rey. Bolívar se incorpora al Ejército, con el grado de Coronel contribuye en 1.811, bajo las órdenes de Miranda al sometimiento de Valencia. En 1.812 a pesar de sus esfuerzos, no logra evitar que la plaza de Puerto Cabello, de la cual era comandante, caiga en poder de las fuerzas realistas por una traición. En el puerto de la Guaira, un grupo de oficiales jóvenes, entre los cuales figura Bolívar, deseosos de continuar la lucha, arrestan al infortunado precursor. Pero todos los esfuerzos son inútiles. Bolívar logra salvarse gracias a la hidalguía de un amigo suyo, Don Francisco Turbe, quien obtiene un pasaporte para él. Se traslada a Curazao, y luego a Cartagena de Indias.
Comienza entonces sus fulgurantes campañas militares, en las cuales alternarán victorias y reveses hasta 1.818, y a partir del año siguiente predominarán los triunfos. A la cabeza de un pequeño ejercito, limpio de enemigos las márgenes del río Magdalena, toma en Febrero de 1.813, la villa de Cúcuta, e inicia en Mayo la liberación de Venezuela. La serie de combates y de Hábiles maniobras que en tres meses condujeron vencedor desde la frontera del Táchira, hasta Caracas, en donde entró el 6 de Agosto, merecedora verdad el nombre de Campaña Admirable. A paso por Trujillo, en Junio, hizo dictado el Decreto de Guerra a Muerte, poco antes, a su paso por la ciudad de Mérida, los pueblos le habían aclamado libertador, título que le confieren solemnemente en Octubre de 1.813 la Municipalidad y el pueblo de Caracas con el cual había de pasar a la historia.
El periodo que va de Agosto de 1.813 a Julio de 1.814, la segunda República, es en verdad el terrible de la historia de Venezuela. La guerra a muerte te hace furor y los combates y batallas indecisos, períodos que suceden uno a otro con gran rapidez. A pesar de victorias como la de Araure, la de Bocachica, o la primera batalla de Carabobo, y de resistencias tan heroicas como, la del campo atrincherado de San Mateo y de la ciudad de Valencia, tanto Bolívar como el General Santiago Mariño, se ven obligados a ceder ante el número de los adversarios, cuyo principal caudillo es el realista José Tomás Boves. Este triunfa en la batalla de la Puerta (Junio de 1.814) los patriotas se ven en la necesidad de evacuar la ciudad de Caracas. Se produce una gran emigración hacia el Oriente del País.
El libertador halla de nuevo fraterno asilo en la Nueva Granada, donde interviene con variada suerte en las contiendas políticas internas y logra que la ciudad de Bogotá se incorpore a las provincias unidas. En Mayo de 1.815 hallándose frente a Cartagena Bolívar abandona el mando para evitar el estallido de la guerra civil. Asilado en Jamaica desde Mayo hasta Diciembre de 1.815, aguarda impaciente el momento de intervenir de nuevo en la lucha
Mientras que la derrota de Napoleón en Europa, y la llegada a Venezuela de un poderoso ejercito español que manda el General Pablo Morillo infunden nuevos ánimos a los partidos de la causa realista, Bolívar tras escapar en Kingston del puñal de un asesino a sueldo, se traslada a la República de Haití, en busca de recursos con que continuar la lucha. El presidente de Haití se los proporciona. Pronto sale de los cayos a Mando de Bolívar. La expedición llega a Margarita en Mayo de 1.816 Carúpano es tomado por asalto, ahí da Bolívar el 2 de Junio un decreto que concede la libertad de los esclavos. La expedición pasa luego al Puerto de Ocumare de la Costa, en donde Bolívar se separó accidentalmente del grueso de sus fuerzas y debe embarcarse de nuevo. A comienzos de 1.81 7, Bolívar se halló en Barcelona. Su objetivo es apoderarse de la Provincia de Guayana, y hace de ella la base para la liberación definitiva en Venezuela. en Julio, la capital de aquella Provincia, Angostura (Hoy Ciudad Bolívar) es tomada por los patriotas. Bolívar crea el Concejo de estado, el Consejo de Gobierno, el Concejo superior de Guerra, la Alta Corte de Justicia, el Tribunal del Consulado, y se preocupa por establecer un periódico, el Correo del Orinoco. Entre tanto tiene que luchar no sólo contra los españoles sino también contra la anarquía que se había insinuado en su propio campo; en Octubre de 1.817, tras un juicio militar, el General Manuel Piar, uno de los principales Jefes Republicanos, es fusilado en Angostura. En esos mismos días, el libertador dicta la ley de Repartición de Bienes nacionales, que habrá de contribuir a fortalecer el sentimiento patriótico. En 1.818, el libertador logra sorprender en la ciudad de Calabozo al General realista Morillo, pero los republicanos son derrotados en el sitio, Bolívar esta a punto de morir a mano de una patrulla realista. El Segundo Congreso de Venezuela, convocado por Bolívar, se reúne en Angostura el 15 de Febrero de 1.819. Poco después, emprende la campaña que había de libertar a la Nueva Granada. El ejercito tramonta los Andes por el inhóspito Páramo de Pisba, y tras los cruentos combates, en Julio de 1.819 de Gamaza y del Pantano de Vargas, obtiene un triunfo decisivo en la Batalla de Boyacá, el 7 de Agosto. Días después, Bolívar entra en Bogotá. El Libertador regresa a Angostura donde el Congreso a propuesto suya, expide la Ley Fundamental de la República de Colombia, en Diciembre de 1.819. Este gran estado, creación del Libertador comprendía las actuales Repúblicas de Venezuela, Colombia, Ecuador y Panamá. Si estos acontecimientos que había fortalecido la causa Republicana, vino a España en Enero de 1.820. En todas partes los ejércitos de la República obtienen ventajas. Cartagena es situada, Mérida y Trujillo, libertador. El nuevo Gobierno español intentó llegar a un acuerdo pacifico con los patriotas. Los comisionados de ambas partes firman en Trujillo en Noviembre de 1.820, un tratado de Armisticio y otro de Regularización de la guerra. El Libertador y el General Morillo se entrevistan en el pueblo de Santa Ana. El 24 de Junio de 1.821, en la Sabana de Carabobo, Bolívar da una Batalla que decide definitivamente la Independencia de Venezuela El Libertador entra triunfador en su ciudad natal en medio de la alegría de sus conciudadanos, el 29 de Junio de 1.821. Vuelve ahora la mirada hacia el Ecuador, dominado todavía por los españoles. En 1.822 dos ejércitos patriotas trataron de libertar a Quito. Bolívar conduce el del norte, el General Antonio José de Sucre el de sur partiendo de Guayaquil. La acción de Bombona dada por Bolívar en Abril, quebranta la resistencia de los pastusos, mientras que la Batalla de Pichincha, ganada por Sucre el 24 de Mayo, libera a Ecuador. A mediados de 1.823, la situación política - militar del Perú se habla deteriorado muchísimo. Llamado por el Congreso y por el pueblo de aquella nación. El libertador se embarcó a Guayaquil el 7 de Agosto y llegó a comienzos de Septiembre al Callao. Bolívar facultado únicamente para dirigir las operaciones militares, se dedicó con tesón a reorganizar el ejército. En Enero de 1.824, Bolívar se hallaba enfermo de cuidado en Pativilca, en la Costa del Perú, donde recibió la noticia de la guarnición del Callao se había pasado a los realistas. Lima cae en manos de los realistas, pero el Congreso del Perú, antes de disolverse nombra a Bolívar dictador con facultades ilimitadas para salvar al país. El acepta serenamente tan tremenda responsabilidad. Emprende la ofensiva y el 6 de Agosto de 1.824, en Junín, derrota al ejército real del Perú, mientras Bolívar entra a Lima y restablece el sitio del Callao, el General Sucre, en Ayacucho, pone el sello definitivo a la libertad americana, el 9 de Diciembre de 1.824. El Libertador buscaba la unión fraternal de las naciones de Hispanoamérica, en un clima de libertad y mutuo respeto.
Ha terminado la fase militar de la Independencia, el 10 de Febrero de 1.825, ante el Congreso Peruano reunido en Lima, Bolívar renuncia a los poderes ilimitados que le había sido conferido.
Para el nuevo Estado, Bolívar redacta en 1826 un Proyecto de Constitución en el cual están expresadas sus ideas para la consolidación del orden y la independencia de los países recién emancipados.